Así se hacen los auténticos Nachos con queso: una receta fronteriza, pero verdaderamente mexicana

0
374
Foto Directo al Paladar

Los Nachos con queso son ya un aperitivo universal, que se sirve en bares de medio mundo. Una comida festiva, súper fácil de preparar en casa y con una historia sorprendente.

Aunque los Nachos son mucho más populares en Estados Unidos que en México, estamos ante una receta genuinamente mexicana. Hoy los Nachos más populares consisten en capas y capas de totopos de maíz, con todo tipo de salsas picantes, carne picada y queso fundido, pero los verdaderos Nachos solo tienen tres ingredientes: topopos, queso y jalapeños.

El origen de la receta se sitúa en Piedras Negras, una pequeña ciudad fronteriza en el estado de Cahuila, pegada a la frontera con Texas.

Allí ejercía como maitre del hotel Victory Club Ignacio Anaya, más conocido como Nacho. Fue en la década de los 40 cuando, un día en que no había cocineros, este camarero se sacó un aperitivo rápido de la manga para contentar a un grupo de mujeres americanas que estaban de visita en México y que querían tomar algo. El plato fue un exitazo, se convirtió en un fijo del menú y cuando Ignacio montó su propio restaurante, Nacho´s, comenzó a servirlo como plato estrella. El resto de la historia podéis imaginarla. El plato se popularizó primero en Texas y de ahí saltó a todo Estados Unidos y el mundo.

Los verdaderos Nachos se hacen con queso colby, un queso estadounidense, muy similar al cheddar, que es el mejor queso con el que vamos a poder hacer aquí los Nachos. Por lo demás, la receta no tiene ningún misterio.

Ingredientes

Para 1 unidades

  • Nachos fritos de maíz
  • Queso cheddar
  • Chile jalapeño encurtido

Cómo hacer Nachos con queso

Dificultad: Fácil

  • Tiempo total10 m
  • Elaboraciónm
  • Cocciónm

Primero debemos disponer los totopos en una bandeja poara el horno, sin superponerlos, para que el queso, que rallaremos encima, se funda convenientemente.

Debemos rallar abundante queso en cada totopo, para no encontrarnos Nachos sin queso, y colocar encima una rodaja de jalapeño encurtido.

Un truco para que los Nachos tengan más sabor es echar un par de cucharadas del líquido del encurtido por encima de los totopos.

Hecho esto, debemos hornear los nachos a unos 200º C hasta que el queso se funda por completo y la punta de los nachos coja un tono marrón.

Servimos de inmediato.

Directo al Paladar

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí