Avivatos se están haciendo su agosto con trabas para obtener el Soat para motos

0
224
Avivatos se están haciendo su agosto con trabas para obtener el Soat para motos

El nuevo gabinete del Ministerio de Transporte, de entrada, se planteó combatir los altos índices de evasión de los conductores de vehículos en el país con respecto al Seguro Obligatorio de Accidentes de Tránsito, Soat. Y es que, el déficit que presentan muchas aseguradoras por el incumplimiento de pagos es bastante significativo.

Por esta razón, desde el Gobierno Nacional, se empezaron a evaluar medidas para contrarrestar esta situación, y una de las estrategias estudiadas, sería la de agravar la infracción para que dé inmovilización inmediata del vehículo.

En este sentido, son ya varios los anuncios de planes de acción para enfrentar el déficit millonario de las aseguradoras por el incumplimiento de pagos, sobre todo por los motociclistas, según las autoridades. No obstante, según lo exponen algunos motociclistas, adquirir el Soat en Ibagué se ha tornado en todo un desafío.

Soat para motos está difícil en Ibagué

Según datos de la Asociación Nacional de Movilidad Sostenible, Andemos, actualmente en Ibagué se encuentran circulando más de 140 mil vehículos tipo motocicleta, tan solo este año, hasta septiembre, se registraron 7.062 motos, que en comparación con las cifras del mismo mes, pero de 2021 (7.915), aunque significó una reducción de -10,8 %, sigue siendo una cantidad alta para las condiciones viales de la ciudad.

Una mujer que trabajó como tramitadora para la compra del Soat, y quien pidió reserva de su identidad, expuso que para ella ya no es viable ofrecer este servicio, debido a que se eliminaron las comisiones para tramitadores. Ella sostiene que algunos de sus compañeros siguen ofreciendo esta ayuda, pero están cobrando dinero extra a lo reglamentado en el seguro.

Adicionalmente, explicó una de las situaciones difíciles que han afrontado los ibaguereños a la hora de intentar adquirir este seguro, “las personas van a diferentes aseguradoras y se encuentran con que todos los trámites para este, deben hacerse en línea, algunos que lo han intentado de esta forma, han sido engañados”, detalló la ciudadana.

María Parra, una usuaria motociclista de la ciudad, relató cómo, a diferencia de años anteriores, para esta ocasión le resultó bastante complicado adquirir el Soat para su vehículo.

“El Soat para las motos está difícil en Ibagué. Me demoré dos días completos, preguntando en distintos lados. Quise pagar el seguro con una tarjeta de débito, pero me la rechazaron, pues me decían que el pago debía realizarlo con una tarjeta de crédito. Mi hijo, quien cuenta con tarjeta de crédito, me trató de ayudar con el trámite, pero no se logró porque me indicaron que dicha tarjeta debía estar a nombre del dueño de la moto”, sostuvo María Parra.

A raíz de esto, recurrió a una alternativa que consideró injusta. Para no recurrir a manejar sin este seguro, optó por pagar a un tramitador. Este, según lo manifestó la motociclista, después de negociar, le cobró 600.000 pesos, poco más de 40.000 pesos para la obtención del documento. La tarifa del Soat para su vehículo corresponde a 556.500.

¿Hay trabas para el Soat para motos por parte de las aseguradoras?

Según lo manifestado a finales de agosto por la Federación de Aseguradores Colombianos, Fasecolda, los elevados índices de accidentes, sobre todo aquellos que involucran a las motocicletas, y el fraude al Soat, generaron una crisis hacia este seguro.

Y es que el parque automotor colombiano registra 10,5 millones de motocicletas que, aunque representan el principal medio de transporte de los colombianos, es el que mayor cantidad de víctimas registra, especialmente en personas menores de 30 años.

Las cifras señalan que de cada 100 pesos de prima que se reciben por la compra del Soat, las aseguradoras están pagando 174 pesos en siniestros, adicional a esto, estas compañías han denunciado cobros irregulares al seguro por cerca de 456.000 millones.

De acuerdo con lo descrito por Fasecolda, desde hace más de cinco años, el gremio asegurador ha advertido al Estado sobre los efectos adversos de estas problemáticas, advirtiendo que este seguro requiere de acciones urgentes por parte del gobierno, el sector privado y los actores viales.

“Este modelo de aseguramiento permitió superar, para los heridos en accidentes de tránsito, el inhumano paseo de la muerte, y cada vez más se parece a un paciente en estado terminal del cual nadie se quiere hacer cargo. El Soat, el seguro que salva vidas, está en cuidados intensivos”, expresó en aquel entonces Miguel Gómez, presidente de Fasecolda.

Obligaciones de las compañías de seguros

Las entidades aseguradoras que cuentan con autorización para la explotación del Soat están obligadas, sin excepción, a aceptar y expedir dicho seguro obligatorio. En tal virtud, cualquier conducta directa e indirectamente tendiente a rechazar la expedición del seguro resulta contraria a la normatividad vigente, y por ende constituye una práctica ilegal.

Precios para el Soat de motos 2022

Para este año, la Superintendencia Financiera decretó un alza del 12,24 % para las tarifas del Soat con referencia al 2021. El Soat de motos, cuyo precio depende del cilindraje de cada vehículo, y se distribuye de la siguiente manera: ciclomotores, 200.200 pesos; motos con cilindraje menor a los 100 centímetros cúbicos (C.C.), 414.800 pesos; cilindradas entre 100 C.C. y 200 C.C., 556.500 pesos, motocicletas de más de 200 C.C., 627.600 pesos, cifra similar para los vehículos tipo motocarro, tricimoto y cuadriciclo.

Según la Ley 2161 de 2021, (Ley Soat), que se aprobó en noviembre, se estableció un descuento de 10 % para aquellos conductores que no afecten la póliza de este seguro y que no hayan sufrido accidente de tránsito alguno en un lapso de dos años. Sin embargo, algunas de las personas consultadas en Ibagué, que cumplían con estos requisitos, sostuvieron que el cobro se les efectuó sin el mencionado descuento.

Modalidades de fraudes con el Soat

Traslados irregulares de las víctimas de accidentes de tránsito.

Cobros duplicados a las aseguradoras.

Prestación de servicios médicos innecesarios.

Cobros excesivos de medicamentos y tratamientos por parte de IPS.

Uso de pólizas prestadas, falsas o adulteradas.

www.noticiasampm.com 

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí