“Baje que lo estamos esperando”: estudiantes del ITM se plantaron en la Alpujarra y le piden a Quintero que no los desfinancie

0
241
“Baje que lo estamos esperando”- estudiantes del ITM se plantaron en la Alpujarra y le piden a Quintero que no los desfinancie

Esta reducción afectaría dramáticamente no solo los planes de expansión de la principal institución universitaria del Distrito sino su calidad educativa, pues decenas de profesores tendrían que ser despedidos. Además, pondrá en pausa los planes de renovación de equipos tecnológicos de una institución de educación pública que ha sido referente en el país, pues fue la primera en ser acreditada y re acreditada en calidad hasta el 2028. De hecho, una de las consecuencias que temen los empleados de carrera del ITM es que esta reducción en el presupuesto pueda dar lugar a una suspensión de esa acreditación.

Para cumplir con sus objetivos académicos y financieros, para el próximo año el ITM le había solicitado a la Alcaldía $53 mil millones en transferencias de inversión, pero la respuesta del gobierno local fue que solo les darían $38 mil, incluso menos de lo que les dieron este año que fueron $44 mil.

Ante este escenario, estudiantes, profesores y empleados decidieron ir a paro hasta el 9 de noviembre con dos exigencias: la primera era que les subieran los recursos de inversión hasta los $53 mil millones, y la segunda que se estableciera desde el Distrito un criterio técnico que determinara las transferencias anuales a las instituciones de educación superior como el ITM, el Colegio Mayor o el Pascual Bravo, y que estas no dependan de la voluntad política del gobierno de turno, como está ocurriendo en este caso.

Pues a pesar de que el ITM es de las tres instituciones la que tiene más programas y más estudiantes, fue a la única a la que le destinaron menos recursos para el próximo año en el proyecto de acuerdo del presupuesto presentado por la Alcaldía para el próximo año. Al Pascual Bravo, por ejemplo, le subieron el presupuesto un 18% y al Colegio Mayor un 0.4%.

Durante la primera semana del paro, representantes de estudiantes y de maestros tocaron varias veces las puertas de la Alcaldía para expresar sus preocupaciones y buscar soluciones, pero no recibieron respuesta. A última hora el alcalde Daniel Quintero les canceló una cita y en su representación les envió al secretario de Juventud, Santiago Bedoya, y a la secretaria de Educación, Alexandra Agudelo. A su vez, el rector de la institución, Alejandro Villa, se reunió con el secretario de Hacienda, Óscar de Jesús Hurtado.

Sin embargo, la respuesta de los funcionarios no fue favorable. Según cuentan, la única solución que les ofrecieron era que aceptaran los $38 mil millones que les habían presupuestado y que en el primer semestre del próximo año les harían una transferencia por $5 mil millones más, para un total de $43 mil millones. Una cifra muy por debajo de lo que está pidiendo la institución e incluso menor que la de este año.

Ante esta negativa, después de una nueva asamblea multiestamentaria, la institución decidió alargar su protesta hasta el 16 de noviembre, y hoy se volvieron a plantar en La Alpujarra para —en compañía de algunos concejales como Dora Saldarriaga— exigirle al Alcalde Quintero que escuche y atienda a sus dos peticiones. Ante la negativa que han encontrado en la administración municipal para negociar, la institución ha bajado sus pretensiones y ahora le está exigiendo al alcalde Quintero que al menos les garantice para el 2023 los mismos $44 mil millones que le asignaron este año, a pesar de que estos recursos alcanzarán para mucho menos a causa de la inflación que impactará los salarios y los costos de operación y de inversión de la institución en al menos un 12%.

www.noticiasampm.com 

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí