Centro Democrático dejó sin voto a cuatro de sus concejales en Medellín

0
148
Centro Democrático dejó sin voto a cuatro de sus concejales en Medellín

A los concejales Albert Corredor, Lina García, María Paula Aguinaga y Nátaly Vélez les fue retirado su derecho al voto dentro del Concejo de Medellín por 18 meses.

Esta decisión se tomó luego de que su partido político, el Centro Democrático, los sancionara por no acatar la decisión de bancada que debían seguir el pasado 9 de noviembre, cuando se iba a elegir al nuevo presidente de esa corporación.

La determinación se conoció en la tarde de este martes, luego de que culminara el proceso que los cuatro cabildantes tenían en el Consejo Departamental de Ética, Disciplina y Transparencia de esa colectividad en Medellín.

Esta entidad calificó como gravísima la conducta de los concejales en mención al haber desconocido el acuerdo con el que se apoyaría al concejal Simón Molina para que este llegara a ser presidente de la Mesa Directiva del Concejo de Medellín.

La sanción impuesta fue la contemplada en el artículo 127 de los Estatutos del CD, que implica la prohibición para desempeñar cargos en los órganos del Partido o en representación de éste, por el período mencionado a partir de hoy. Por ello, los concejales sancionados no podrán votar en las sesiones del concejo de Medellín.

Tras conocerse la decisión, algunos concejales mostraron su desacuerdo con lo determinado por el partido. Por ejemplo la concejala Lina García tuiteó “No vamos a permitir un FEMINICIDIO POLÍTICO, ni el SECUESTRO de nuestro aval , el Consejo Nacional Electoral debe saber que el Centro Democratico no cumple con sus estatutos, la Ley y la Constitución de manera mal intencionada”.

Otra de las voces que se alzó en contra de la decisión fue la de Nátaly Vélez, en un video la corporada indicó que no recibió para nada con sorpresa el “fallo ambiguo”.

“(El Centro Democrático) sigue actuando en contra de la ley y de los estatutos. Por un lado califican una supuesta falta y por el otro se inventan una sanción contraria a dicha falta. Se inventan una limitación administrativa que consiste en no poder ocupar cargos en órganos del partido ni poder participar en la toma de decisiones del partido (…) Da tristeza que durante estos meses la mayoría de dirigentes del Centro Democrático trataron de incriminarnos por situaciones que no ocurrieron, trataron de acabar con nuestra honra, buen nombre y dignidad. Quisieron acabarnos políticamente”, agregó.

La decisión causa polémica, pues según las tres concejalas, el partido tenía hasta el 17 de junio para fallar de fondo y en primera instancia la sanción por su supuesto incumplimiento de los estatutos.

www.noticiasampm.com

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí