Los nuevos murales indígenas que llenaron de color los bajos de Bulerías

0
569
Foto Gente

La agencia APP y la fundación cultural El Hormiguero se unieron para pintar varias molas de la comunidad indígena gunadule en este sector límitrofe entre las comunas 11 (Laureles Estadio) y 16 (Belén) de Medellín.

Una obra de arte urbano diferente a todos los murales que se han pintado en la ciudad se puede observar en los bajos de la glorieta de Bulerías.

Se trata de un mural de 1.600 m2 para resaltar las tradiciones culturales de nuestros ancestros indígenas. En este caso pintaron algunas de las molas características de la comunidad indígena gunadule que habita en Chocó y Antioquia, en los territorios de Darién, el Golfo de Urabá y el municipio de Necoclí.

Rodrigo Foronda, director de la Agencia APP, comentó que “fue un trabajo en conjunto porque nosotros planeamos el proyecto, una artista indígena es quien diseñó y escogió algunas de las molas que fueron tejidas por otras mujeres del grupo, y una fundación cultural de la ciudad es quien las pintó en estos muros ubicados en Laureles”.

Según el director, la propuesta de arte urbano se basó en mostrar las molas de pueblos indígenas autóctonos, las cuales “son trabajos artesanales tejidos que se usan especialmente en los vestuarios de las mujeres para exponer su cultura, creencias, cosmogonía y protección para protegerse de los malos espíritus”.

El proyecto de esta administración es que se entregue a la ciudad un total de 14.000 m2 de arte urbano y se contempla la posibilidad de continuar con estos murales de tradiciones culturales.

La historia que guardan las molas

Amelicia Santacruz Álvarez, Artista de la comunidad gunadule, realizó 6 molas en tela que se clasificaron en 2 tipos, geométricas y figurativas. Las primeras tienen un significado muy profundo para las mujeres indígenas, mientras que las segundas son un homenaje a la tierra y la naturaleza con formas de animales. 

“Yo fui una de las curadoras de la exposición Capas de Sabiduría, un espacio donde mostramos las molas de nuestra comunidad y que estuvo durante 6 meses en el Museo del Oro en Bogotá. A la agencia le gustó el trabajo que hicimos y así fue como me contactaron”, comentó Santacruz. 

Para esta artista es un motivo de orgullo y alegría que se muestre el arte de su cultura y que los ciudadanos reconozcan en Antioquia existen otras comunidades con lenguajes y formas de expresión distintas a la cultura paisa. 

“Las molas son dibujos tejidos hermosos, estéticos, que representan muchas de las características que nos representan como comunidad indígena. Por ejemplo, la naturaleza que nos rodea como el océano Atlántico, Panamá, el Golfo de Urabá, la relación política y de guerra que ha vivido la cultura, pero también expresa como percibimos el mundo y el respeto por el resto de las especies que componen nuestro ecosistema”, explicó la artista. 

Antes de la colonización esta comunidad indígena no tejía las molas, sino que las pintaban en la piel con pinturas que encontraban de los recursos naturales. 

Amelicie Santacruz comentó que “las molas representan una identidad cultural del pueblo. Algunas de las molas las diseñé yo y otras tienen el arte y la expresión de otras mujeres de la comunidad”.

¿Quiénes las plasmaron en los muros de Bulerías?

Este colectivo de artistas urbanos fueron los encargados de llenar de arte, color y vida uno de los intercambios viales más concurridos de la ciudad. Durante 3 semanas, en las noches, pintaron 6 molas a gran escala en los muros de los bajos de Bulerías que dan continuidad a la avenida 33.

Daniel Bustamante, artista plástico y líder gestor de la fundación El Hormiguero, comentó que “lo que hicimos fue tomar las molas indígenas y reinterpretarlas respetando su significado. Por el alto flujo vehicular solo podíamos hacer el trabajo en la noche y así estuvimos durante 20 días”.

Según el artista, “tratamos de ser muy fieles a la colorización y forma de las molas, algunos elementos los hicimos más grandes, otros más pequeños y otros se pudieron repetir. Fue un gran trabajo y una experiencia enriquecedora para todos los participantes”.

En total, fueron 11 artistas que trabajaron en la realización de estos murales urbanos, todos pertenecientes a la escuela de muralismo de este colectivo cultural.

Gente

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí