Mousse de limón: la receta clásica del postre más refrescante

0
297
Foto: Una versión anterior de este artículo se publicó en noviembre de 2018

No es de extrañar que una elaboración tan clásica como es la mousse de limón presente tanta versiones, porque es un postre bien rico. Con yogur, con leche condensada, sin huevo o sin lácteos, la mousse ligera o la rápida son algunas de ellas. Todas geniales, eso seguro, pero ninguna como la receta clásica de mousse de limón, la más auténtica y deliciosa de todas.

Nuestra guía para casos como este, en que necesitamos confirmar la autenticidad de una receta, es el libro de cocina Larousse Postres, en el que encontramos la receta clásica de mousse de limón, la fórmula básica.

Deliciosa y etérea, esta receta es sencilla, pero requiere de tiempo. Tiene como base una crema de limón y un merengue italiano que, una vez listos, solo hay que mezclar y ¡a correr!

Ingredientes

Para 6 personas

  • Limón (para la crema de limón)1.5
  • Huevo (para la crema de limón)1
  • Azúcar (para la crema de limón)65 g
  • Mantequilla (para la crema de limón)80 g
  • Clara de huevo (para el merengue italiano)1
  • Agua (para el merengue italiano)170 ml
  • Azúcar (para el merengue italiano)56 g
  • Limón1
  • Gelatina en láminas1
  • Nata líquida para montar180 g

Cómo hacer mousse de limón

Dificultad: Fácil

  • Tiempo total40 m
  • Elaboración25 m
  • Cocción15 m
  • Reposoh

Empezamos por la crema de limón, que necesita reposar un par de horas en la nevera antes de poder ser utilizada. Rallamos el limón y medio y exprimimos su zumo. Mezclamos junto con el huevo y el azúcar en un cuenco y cocemos al baño María hasta que empiece a espesar. Colamos, añadimos la mantequilla y removemos bien. Dejamos atemperar antes de guardar en la nevera.

Para el merengue italiano calentamos el agua y el azúcar en un cacito hasta alcanzar entre 126-135ºC. Con una batidora eléctrica montamos la clara de huevo a punto de nieve de “pico blando”, es decir, que no esté demasiado firme. Sin dejar de batir, a velocidad media, añadimos el almíbar en forma de hilo. Paramos cuando el merengue se haya enfriado un poco.

Remojamos la hoja de gelatina en agua fría durante 10 minutos (la receta original indica tres hojas de gelatina, pero queda demasiado dura para nuestro gusto así que nos hemos permitido esta pequeña licencia). Rallamos el limón y exprimimos su zumo, que calentamos hasta llegar a ebullición. Escurrimos la gelatina y la disolvemos en el zumo caliente. Añadimos una cucharada de crema de limón y removemos. Repetimos la operación para enfriar la mezcla lentamente y evitar que la gelatina forme grumos.

Vertemos esta mezcla en el resto de la crema de limón y removemos hasta homogeneizar. Agregamos el merengue italiano y luego la nata montada, removiendo con paciencia y suavidad, de abajo a arriba, hasta incorporar. Repartimos en seis vasitos y dejamos reposar en la nevera durante un mínimo de una hora o hasta el momento de servir.

Directo al Paladar

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí