Para la Reforma Tributaria de Petro proponen gravar hasta las iglesias

0
184
Reforma Tributaria

Menos de dos semanas han pasado desde que la Reforma Tributaria del presidente Gustavo Petro aterrizó en el Congreso y ya hay varias enmiendas que empiezan a sonar antes de su debate, algunas atendiendo los llamados del sector empresarial.

Con la firme idea de que en el primer año se tienen que recaudar sí o sí $25 billones, el ministro de Hacienda, José Antonio Ocampo, ha develado al menos cuatro aspectos que se pulirán, entre ellos los denominados “impuestos saludables” y los impuestos a los dividendos.

Es que durante el Congreso de la Andi los empresarios dejaron ver su incertidumbre sobre la carga con la que quedaría el sector privado con esta tributaria, pues se propone que la tarifa para dividendos suba tanto para residentes en Colombia como para extranjeros.

Lea también: Indígenas del Cauca protestan por propuesta de Francia Márquez.

Uno de los que expuso el paradigma fue el exministro de Hacienda, Rudolf Hommes, quien indicó que “el aumento del impuesto a los dividendos sin reducir los impuestos a las empresas que pagan esos dividendos les impone una carga tributaria desproporcionada que va a reducir su capacidad de operar productivamente”.

Mientras tanto, los “impuestos saludables” causaron polémica porque a pesar de que el Gobierno dice que se los cobrará a los productores, indiscutiblemente tendrán efecto sobre el consumidor. Allí, cabe recordar, se propone gravar los alimentos ultraprocesados con una tarifa de 10% y a las bebidas dependiendo de su contenido de azúcar.

Y mientras este “debate” continúa, dos puntos más que podrían ajustarse son los cambios al funcionamiento de las zonas francas y el recorte de los beneficios para la industria del cine en Colombia, que han estimulado un “boom” de producciones.

Puntualmente el tema de zonas francas está entre los que mayor cruce de versiones causa, pues se plantea que para acceder a una tarifa de renta de 20% será obligatorio que estas tengan un plan de internacionalización con un tope mínimo de exportaciones, algo que el sector externo ve con preocupación porque allí hay casos puntuales como el de empresas que no exportan, pero sí abastecen a firmas exportadoras.

Lo que podría entrar 

Pero “maquillar” la tributaria no solo significa que se ajustarán algunos artículos, hay propuestas que están en el sonajero y una de ellas la hizo el propio presidente Petro. El Jefe de Estado expresó que aunque al ministro Ocampo no le gustaría incluir impuestos territoriales, él piensa que el país debería pensar en un tributo que diferencie entre “una casa y un lote de engorde”.

Petro, quien socializó su idea ante los empresarios que asistieron al Congreso de la Andi, dijo que era una postura para quizás tener en cuenta durante el debate de la reforma en el Congreso y ejemplificó su importancia en el hecho de que “lo primero que hacen narcotraficantes o corruptos es comprar tierra”.

A falta de ver qué pasara con esa petición, también ha tomado fuerza una idea de los representantes de la Andi y Asobancaria, dos de los principales gremios empresariales del país, que plantearon restringir el uso de grandes cantidades de dinero en efectivo para comprar inmuebles, carros o mercancías en altos volúmenes.

Al parecer este deseo se cumpliría, pues el equipo económico de Petro está analizando incluir en el articulado de la reforma tributaria un apartado que pone un tope de $10 millones para hacer movimientos en efectivo. La idea es que esto contribuya a tener una mayor trazabilidad de las transacciones y reducir la evasión de impuestos.

Las propuestas vienen de todos los frentes, incluso desde el mismo Congreso. De hecho, la presidente de la Comisión Tercera de la Cámara de Representantes, Katherine Miranda, mostró su descontento con que la tributaria no toque a las iglesias, considerando que “Colombia es un Estado laico” y dejó entrever que podría haber una propuesta para incluirlas en el proyecto, aunque el tema no le suena del todo a quienes encabezan la reforma (ver “Para saber más”).

Temas en el aire 

Aparte de lo que se modificará y lo que podría agregarse también figura aquello que todavía está en el aire, como las peticiones de los micro, pequeños y medianos empresarios que representa Acopi.

En un documento el gremio plasmó algunas solicitudes encabezadas por la tarifa de renta diferencial, que en un principio sonó, pero finalmente no quedó en el articulado. En concreto, pide que las micro y pequeñas compañías tengan una tarifa de renta del 20%, mientras que las medianas respondan por una del 25%.

También solicita que el impuesto al patrimonio no se establezca de manera permanente sino temporal, como se ha venido realizando, y que las tarifas a las ganancias ocasionales no se modifiquen.

En poco más de una semana desde que se radicó la reforma tributaria ha sumado varios capítulos y el ministro Ocampo ha dicho que el Gobierno está abierto a escuchar alternativas, pero eso sí, “los que no quieran los impuestos que ha propuesto el Gobierno (…) les pido que por favor nos propongan cuáles son las alternativas para que las personas de más altos ingresos de Colombia también contribuyan a la paz social”

www.noticiasampm.com

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí