Presidente Petro entrega fincas del exjefe paramilitar Carlos Castaño y otros predios a las víctimas de Montería: “Aquí comienza la reforma agraria”

0
585
Presidente Petro entrega fincas del exjefe paramilitar Carlos Castaño y otros predios a las víctimas de Montería- “Aquí comienza la reforma agraria”

Hacia el mediodía de este sábado 29 de octubre, el presidente de la República, Gustavo Petro, arribó hasta el departamento del Córdoba, en su capital, para cumplir con una de sus promesas de campaña y entregarle a varios ciudadanos afectados por el conflicto armado los bienes de sus victimarios como el exjefe paramilitar Carlos Castaño.

En medio de su intervención, en la que lo acompañaron varios ministros de su gabinete, otros funcionarios del Gobierno y dirigentes de la Fuerza Pública colombiana, el primer mandatario exhortó a la sociedad en general a trabajar por la paz. Eso sí, aseguró que el predio rural Támesis, que fue de uno de los criminales más sanguinarios de Colombia, seguía siendo usado para fines ilícitos.

“¿Por qué está haciendo sigue siendo un motor de la economía narcotraficante en Córdoba? Si es que está en manos del Estado y no es narcotráfico, aparentemente. Aquí habría que hablar, porque no es el único caso, de cuál es la relación que habrá entre la sociedad colombiana, el Estado y los antiguos dueños del narcotráfico que fueron dueños de esta hacienda. ¿Hicieron la paz? ¿Puede este gobierno confiar en esa paz? ¿o es simplemente un paréntesis para mantener el que era el propósito de la violencia? Los bienes y la justicia”, cuestionó el presidente Petro.

Así mismo, abogó por su ambicioso proyecto de Paz Total, que es el de la modificación a Ley de Orden Público, que ya se está adelantando en el país, y dijo que si los criminales, narcos y demás actores delincuenciales en el país se acogen a la paz, él no le ve problema a que sigan con sus vidas normales siempre y cuando aporten a la verdad.

“Hay una posibilidad que hemos llamado paz total, que tiene que ver con el acogimiento a la justicia, que tiene que ver con la verdad con letras mayúsculas y no la mentira. Hemos hablado de la reparación de las víctimas, que es el pueblo de Colombia, estos campesinos, hombres y mujeres del departamento de Córdoba. Esas son las condiciones. A mí no me da pena, que si esas son las condiciones, las personas que acepten la propuesta puedan seguir en sus casas”, agregó el jefe de Estado.

No obstante, en un evidente tono de molestia, Petro le dejó una dura advertencia a quienes creen que, si se acogen a la Paz Total, creen que saldrán bien librados y no responderán por sus delitos en más de 50 años de conflicto armado en Colombia.

“No es que una política de acogimiento a la justicia sea para hacer fiesta y pasarnos por la faja la verdad y ocultarla, manipularla y pasarnos por la faja la reparación genuina de la sociedad colombiana a través de personas concretas. Es una burla a la paz que hayan utilizado esta hacienda para continuar con los negocios del narcotráfico”, sentenció el mandatario desde su natal Córdoba.

Así mismo, en medio de su diatriba, el presidente de los colombianos criticó que hayan aumentado los homicidios en varios sectores del país como Sucre, Bolívar, Magdalena y Cesar. Con ello, le reiteró a los criminales del país que deben cesar sus actuaciones violentas en caso de que pretendan negociar con su gobierno.

“Queremos que esos miles de muchachos que andan armados con el clan del Golfo y otras denominaciones que ya ni me acuerdo entren a un proceso de paz y vayan al Sena y a la universidad y se pueda participar de la prosperidad de los territorios y que puedan quedar con el diez por ciento de sus bienes adquiridos”, comentó Petro, quien advirtió que el sometimiento a la justicia no quiere decir que él será laxo con las sanciones y medidas que tomará frente al tema.

“Eso no es que a Petro se le puedan dar tres vuelticas mientras vamos traqueteando. Eso no es así. Hay que ser serios. Como esta hacienda hay cantidades. Si vamos a hablar de paz hay que dejar de matar. Yo no estoy planteando una bandera ideológica. Estoy planteando algo del sentido común, dejarnos de matar. El mensaje va para el interior del Estado, tiene que haber un cambio de nuestra fuerza pública. No está para defender solamente a los más ricos de Colombia sino para defender a los más pobres de Colombia. Son los que más lo necesitan. No es una lucha de clases”, aseveró el presidente de la República.

A la ceremonia de entrega de bienes a quienes sufrieron la guerra en Colombia y fueron desplazados por varios actores armados en el país, lo acompañó el director de la Sociedad de Activos Especiales (SAE), José Daniel Rojas, la representante de la Asociación Municipal de Usuarios Campesinos “AMUC”, Arcila Moreno González, entre otras varias personalidades.

www.noticiasampm.com 

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí