Proponen desmontar protocolos de bioseguridad innecesarios en centros comerciales de Medellín

0
345

Desde que se implementaron los protocolos de bioseguridad en los centros comerciales de Medellín y el área metropolitana, estos establecimientos han sido rigurosos con la toma de temperatura, el control de uso de tapabocas, la utilización de los tapetes desinfectantes de zapatos, la aplicación del gel antibacterial, control de aforo y en casos específicos, registro de datos de ingreso y pico y cédula.

Al interior de los centros comerciales también se ejecutan actividades específicas de higiene que pretenden evitar la propagación del contagio por COVID-19. Es así como se ha asignado personal específico para limpieza de puntos fijos, los cuales se refieren a botonería de ascensores, pasamanos de escaleras eléctricas, así como otras superficies con las que las personas están en permanente contacto.

Claudia Jaramillo Palacio, directora ejecutiva de la Asociación de Centros Comerciales, Asocentros, le dijo a Vivir en El Poblado que desde que se implementaron las medidas de bioseguridad, solo a una persona se le ha negado el acceso a una de estas grandes superficies. Ello ocurrió porque presento un estado febril superior a 38°.

Jaramillo Palacio explicó además que al mes, cada centro comercial de grandes proporciones, invierte cerca de 150 millones de pesos en todo lo relacionado con los protocolos de bioseguridad, el costo, explicó, varía de acuerdo al número de escaleras y ascensores. También en esta inversión se incluye “un gasto de 42 millones de pesos mensuales para tener una persona de 8 de la mañana a 10 de la noche en cada acceso a la superficie y generalmente, son varios turnos”.

La directora ejecutiva de Asocentros, destacó que en lo que va corrido de la pandemia, se hicieron cerca de 70 reuniones de colegaje entre centros comerciales, en las que se compartían las mejores medidas de bioseguridad implementadas en estas superficies.

Para Jaramillo Palacio, lo más importante es el autocuidado. No obstante, reitera que en los centros comerciales se debe seguir regulando el adecuado uso del tapabocas, desinfección o lavado frecuente de manos y hacer uso correcto de la señalética que indica el distanciamiento social y los aforos permitidos.

La Administración Municipal ya tiene la propuesta por parte de los centros comerciales para desmontar algunas de estas medidas que consideran son innecesarias y que encarecen la operación de sus superficies.

Según dijo Claudia Jaramillo Palacio, “queremos levantar la voz en nombre de nuestros comerciantes y decir, de alguna manera, que los dineros que estamos destinando para hacer un control de ingreso podríamos utilizarlos en generar alivios para las cuotas de administración y hacer mantenimientos importantes dentro del centro comercial, así como algunas actividades que lleguen a incentivar las ventas en nuestro comercio”.

Aumentó el tráfico
De acuerdo con Claudia Jaramillo Palacio, el tráfico en este momento en los centros comerciales es de alrededor entre un 70 o 75 %. Cifra que aumentó un 30 % con respecto a lo transcurrido en 2020.

Artículo de interés: “La situación económica del país no resiste incrementos en los impuestos”: gerente de la Lonja

Con respecto a la vacancia, la directora ejecutiva de Asocentros dijo que un centro comercial como el Parque Comercial El Tesoro solo tiene dos locales disponibles para arriendo en este momento y Puerta del Norte, tres burbujas disponibles para alquiler. “Hay otros centros comerciales igual de importantes que tienen hasta 20 locales disponibles”.

Los centros comerciales de El Poblado que hacen parte de Asocentros son San Diego, Almacentro, San Fernando Plaza, Oviedo, Movicentro o Centro Automotriz, El Tesoro y Monterrey.

Fuente: Vivir en el Poblado

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí