Tras afirmaciones del presidente Daniel Ortega Colombia ordena la salida de su embajador en Nicaragua

0
229
Daniel Ortega

El mandatario nicaragüense aseguró que Colombia es un “narcoestado”, por lo que Iván Duque ordenó la retirada de Alfredo Rangel de forma inmediata

Este miércoles 23 de febrero Colombia decidió retirar a su embajador en Nicaragua, Alfredo Rangel, después de que el presidente Daniel Ortega afirmara que el país es un “narcoestado” en donde los líderes sociales son asesinados a diario.

La Cancillería nicaragüense recibió una nota de protesta por parte del gobierno de Iván Duque. En ella se establece su rechazo a las declaraciones de Ortega, aclarando que Colombia ha sido víctima del narcotráfico y que es un país que respeta las libertades y la democracia.

Lea también: La millonada que se gasto la procuradora Margarita Cabello para alimentar al Congreso

Por su parte, la Cancillería colombiana emitió una respuesta a través de sus redes sociales: “Ante declaraciones de Daniel Ortega de Nicaragua, en contra del Estado colombiano y del país, ordenamos al embajador Alfredo Rangel, presentar una nota de protesta rechazando contundentemente esta nueva ofensa al honor de nuestra Nación y le solicitamos regresar de inmediato al país”.

La entidad resaltó que además de ser víctimas del narcotráfico, Colombia “ha sufrido por las amenazas a la seguridad nacional, alimentadas por dineros provenientes de esa actividad ilícita, que desafortunadamente se apoya en las dictaduras en la región”. A su vez, señaló que la nación siempre ha defendido el valor de la democracia.

Cabe recordar que las declaraciones del presidente de Nicaragua se presentaron el pasado jueves 17 de febrero. Durante un acto de graduación de cadetes de la Policía Nacional, Ortega le reprochó a Iván Duque la situación que vive actualmente la nación.

“Países como Colombia, donde tienen gobernantes que se atreven a hablar de los derechos humanos, hablan de los derechos humanos, y quieren darnos lecciones a los nicaragüenses en el tema de los derechos humanos”, señaló Ortega. 

El mandatario explicó que el narcotráfico puede llegar a ser relevante en la economía de algunos países latinoamericanos y caribeños, entre los que destacó a Colombia. “Ese es un narco-Estado, donde los crímenes son impresionantes”, agregó.

A pesar de que Colombia ordenó el retiro de su embajador hasta este miércoles, el país ya había dado una respuesta contundente frente a las afirmaciones de Ortega. El viernes 17 de diciembre el Gobierno señaló que la democracia de Nicaragua “tiene el tamaño de su dictador” y le pidió a la comunidad internacional que aplique sanciones al presidente Daniel Ortega para evitar que se sigan violando los derechos humanos.

Las afirmaciones también se registraron a través de un comunicado de prensa, en el que el país expresó su “profunda preocupación” por las acciones de Ortega. Según la Cancillería colombiana, las declaraciones del mandatario nicaragüense son para “distraer la atención de una comunidad internacional que rechaza con vehemencia la nueva dictadura que se instala en el país centroamericano”.

A pesar de que Colombia ordenó el retiro de su embajador hasta este miércoles, el país ya había dado una respuesta contundente frente a las afirmaciones de Ortega. El viernes 17 de diciembre el Gobierno señaló que la democracia de Nicaragua “tiene el tamaño de su dictador” y le pidió a la comunidad internacional que aplique sanciones al presidente Daniel Ortega para evitar que se sigan violando los derechos humanos.

Las afirmaciones también se registraron a través de un comunicado de prensa, en el que el país expresó su “profunda preocupación” por las acciones de Ortega. 

Según la Cancillería colombiana, las declaraciones del mandatario nicaragüense son para “distraer la atención de una comunidad internacional que rechaza con vehemencia la nueva dictadura que se instala en el país centroamericano”.

De hecho, la Cancillería colombiana destacó este miércoles que, “la comunidad internacional bien conoce que, quienes se han opuesto de manera abierta al régimen, durante el último año, han terminado en la cárcel por el solo hecho de querer presentarse como una opción legítima y democrática”.

De esta forma, el Gobierno nacional aseveró que el poder en Nicaragua “está en manos de un régimen que no cuenta con legitimidad”, especialmente por las violaciones a los derechos humanos ya mencionadas.

Hay que señalar que Nicaragua actualmente atraviesa una crisis política y social desde abril de 2018. 

Según informó la Agencia EFE, la situación se ha acentuado después de las elecciones que se celebraron el pasado 7 de noviembre, en las que Ortega fue reelegido para un quinto mandato y cuarto consecutivo, con sus principales contendientes en prisión.

www.noticiasampm.com

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí