Y seguimos fallando en protección a menores

0
117
Y seguimos fallando en protección a menores

Septiembre es el mes para la prevención de la explotación sexual comercial de niños y adolescentes. ¿Sirven medidas como el toque de queda?

Hace un mes, la Alcaldía de Medellín expidió el decreto 0497 que prohíbe la presencia de menores de edad, de 7:00 p.m. a 5:00 a.m., en el espacio público y establecimientos comerciales del centro, los corredores rumberos de la carrera 70, la calle 33 y El Poblado.

Una medida pedida, celebrada, repetida, que se supone sirve para evitar que estas personas especialmente protegidas sean víctimas de delitos, entre ellos, la llamada ESCNNA (explotación sexual comercial de niños, niñas y adolescentes), protagonista este mes de varias campañas oficiales en su contra.

Pese al decreto, se siguen viendo menores de edad a altas horas de la noche en sectores comerciales de la comuna 14, vendiendo dulces o cigarrillos, pidiendo limosna y seguramente padeciendo alguna de las modalidades de ESCNNA. ¿Por qué?

Vivir en El Poblado asistió el 23 y el 29 de agosto a dos foros públicos convocados al respecto por la secretaría de Inclusión Social y una comisión accidental del Concejo de Medellín, ambos en el Parque Lleras, a los que asistieron funcionarios de doce entidades oficiales.

El teniente de la Policía y subcomandante de la estación Poblado, Juan Carlos Gómez, explicó que sí cumplen el decreto, pero que no sabe qué pasa luego de que llevan los menores a la comisaría de permanencia, en Belén. “Vamos, los entregamos descuidando cuadrantes, y más nos demoramos en regresar a patrullar que ellos en volver a estas calles”.

Isabel Cristina Escobar, comisaria de familia de Seguridad y Convivencia, comentó que no tienen ni la potestad ni la infraestructura para retener al menor, por lo menos hasta las 5:00 a.m., hora en que termina el toque de queda. “Llegan drogados, algunos violentos, no hablan o dan nombres y datos falsos. Como recibimos otros casos, aprovechan cualquier oportunidad y se vuelan. Repito, no podemos retenerlos, eso lo hace la policía, que no se puede quedar”.

Testimonios de este tipo dan cuenta de una clara descoordinación, de la falta de rutas de acción clara y efectiva, de la carencia de recursos, personal e infraestructura, a pesar de que existen tantas entidades municipales que trabajan por la prevención de la ESCNNA, aunque sin rubros ni indicadores específicos.

“Estoy desconcertada. Cada una va por su lado, con sistemas de información que no se cruzan. Entes nacionales que sí pueden actuar, como Fiscalía o ICBF, no participan de estas discusiones. Hay recursos, pero no hay datos base ni una cabeza coordinadora; y el problema, creciendo”, concluyó la concejala Dora Saldarriaga, líder de la Comisión Accidental C-48

www.noticiasampm.com 

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí